Make your own free website on Tripod.com

Dibujo de Oski

Amílcar Romero

 

ChifladurasLibros| OSKIdromo| Música| Correo| Buscar| Inicio 

Una cosa e´locos, che, de no creer

¡Graaaaanada!, tierra soñada por mí, tuuuu caaantar...

A Marcelo Bielsa, ex marcador de punta de los leprosos de Newells Old Boys, donde le fue con los tapones de punta hasta los banderines del córner y algún que otro fotógrafo, revoleó con fruición a hombres de punta que andaban por su andarivel derecho, no por mucho tiempo, luego debutando como DT en ese mismo club y consiguiendo no pocos lauros, en la itinerante profesión mudado México, para luego regresar, volver a dirigir en primera y por fin alcanzar la selección nacional que clasificó para disputar el Mundial Corea/Japón 2002 y poco menos que casi lo delcaran Campeón del Mundo antes de subir al avión, lo motejaron El Loco seguramente por su adicción a los chupetines bolita que devoraba con fruición mientras estaba en el banco después de haber largado el cigarrillo en forma tan o más compulsiva.

A mí por qué me miran, ¿eh? 

El estaba en ese puesto de DT, despuésde una campaña rutilante, la noche que en el Parque Independencia, por la Copa Libertadores, San Lorenzo de Almagro le obsequió media docena (pudieron haber sido más...) a sus dirigidos de Ñuls.

Una noche negra, que le dicen, como si hubiera noches de otros colores: MIE 26/ 06/92 y un 6 a 0 cómodo, pero abajo. ¿Se puede acotar algo? Un marcador así es para escarnio de la mitad de Rosario y el goce del otro 50%, quedan el uno en disputa para ver quién es más y mejor. No puede haber excusas. Por eso, la gente y el periodismo que habla, habla y habla de Los Muchachos del Tablón no saben lo que se sufre. Ni se imaginan que en el fondo es un martirio, no un goce. Y con media docena adentro no se puede después ir a las orillas del Paraná, a ladrarle a las barrancas o relajar la tensión pescando surubíes. Por ese motivo encararon para la coqueta residencia de El Loco que siempre fue un chetito y así aclarar las cosas. Ahora, cómo miércoles -porque era miércoles- se hace para aclarar una noche negra como ésas, no es materia de este trabajo.

Ellos fueron; entre pitos y flautas, contando los abriboca que nunca faltan, serían una veintena. Si tocaron el timbre como Dios manda o encontraron algún medio alternativo de despertarlo porque ya era bien entradita la madrugada del JUE 27/06/92, tampoco se sabe. Sí que El Loco salió. Nadie alcanzó a constatar si también duerme con un chupetín porque fue recortarse su figura y los la barra acordarse que habían dejado la leche arriba del piano, que tenían que llevar el nene al hospital, a la más chiquita al cine porque reponían una de Balá, algo así, y El Loco atrás de ellos, tratando de achicar distancia y que se le pusieran a tiro.

No de escopeta, como se dice, porque nadie habló jamás de armas largas, cortas o algo parecido. Pero los corrió para tenerlos a tiro o algo así, nunca se sabrá.

         -¡Pará, che! ¡Pará! -gritaban algunos de los que iban adelante-. ¿Qué vas a hacer? ¿Estás loco?

Sí, ¿por qué no? Si no está prohibido todavía...

Después de unas cuadras, cuando más o menos creyó que ya no iban a volver, Bielsa pegó la vuelta. Ahora, que lo que llevaba en la mano era una granada de guerra MK 2 es una versión que nunca se ha podido corroborar. Los arriados tampoco pararon para comprobarlo, es cierto, para ver si todo no era una baladronada y los estaba corriendo con un juguete del pibe, ahora que hay réplicas a escala, de plástico de alto impacto, que son idénticas a las reales. Otro tanto pasa con si fue que amagó o si directamente llegar a sacar la espoleta y ahí los encaró en la negrura más negra que recuerda la noche de lejos más negra para la mitad de Rosario, para colmo con el 50% de su camiseta de ese color y el resto rojo sangre.

Habladurías. A él le decían El Loco de antes. La mayoría de los que saben afirma que por el asunto de los chupetines que succionaba como si estuviera del tomate. Eso sí, la barra no volvió a joderlo nunca más y ni siquiera intentar un diálogo civilizado entre gente de bien, educada, civilizada, como son todos.

Siga, siga, que el referí no cobró nada.

  ¿Se olvidó algo? Al índice que todavía está a tiempo.

 BIBLIOSports| I-BUCS Ediciones| BAIRES Popular| Ediciones BP| Más gomías| Correo| Inicio

copyright © 2004 *  i-bucs All rights reserved